¿Miedo a conducir? Cómo superar la inseguridad al volante

¿Tienes miedo a conducir? ¿Eres de los que prefieres que coja otro el coche y sólo conduces cuando no hay más remedio? ¿Y, en ese caso, te sientes intranquilo y estresado al volante y únicamente vuelves a la calma después de aparcar? Si te ocurre, seguramente formas parte del 22% de conductores que siente ansiedad al conducir, según datos de una encuesta llevada a cabo en 2010 por la Universidad Autónoma de Barcelona y una conocida marca de coches.

No son las únicas señales de que conducir no es lo tuyo: la tensión al volante también acaba afectando a la concentración y a la capacidad de reacción ante un imprevisto, algo que puede llegar a ser vital en ciertos casos. No en vano la falta de confianza, muchas veces debida a la inexperiencia, explica una gran parte de los casos de inseguridad.

miedo a conducir

Conducir tranquilo es posible

Los siguientes consejos te ayudarán a reducir la ansiedad que sufres al volante y minimizar el miedo a conducir. Toma nota:

  • Aunque te cueste, no dejes de conducir: Si lo haces lo único que conseguirás es que cada vez aumente más tu inseguridad. Elige trayectos cortos y que conozcas para ir ganando confianza. Y si hace mucho tiempo que no coges el coche, volver a la autoescuela y hacer unas cuantas clases prácticas puede serte de gran ayuda para refrescar las maniobras básicas de conducción y sentirte más seguro.

  • No te automediques: Recuerda que los fármacos contra la ansiedad pueden acabar afectando a tus capacidades a la hora de conducir, disminuyendo tus reflejos y atención.

  • Elige bien a tu acompañante: A veces los familiares y amigos acaban presionando más al conductor inseguro, dándole consejos constantemente y criticando su forma de conducir. Si prefieres conducir solo o con alguien que te infunda confianza, hazlo saber a tu entorno.

  • Apúntate a un curso de conducción segura: Te enseñarán a reaccionar ante situaciones comunes de riesgo, como el aquaplaning. Esto te ayudará a mejorar tu capacidad de reacción y a aumentar tu confianza. Las escuelas del RACC cuentan con este tipo de cursos.

  • Pide ayuda profesional: Si la ansiedad que sientes es tan grande que te impide conducir, debes saber que existen tratamientos terapéuticos para combatirla y poder, al fin, coger el coche con tranquilidad.

En el siguiente vídeo un psicólogo clínico y formador vial, Jordi Sánchez, habla en una entrevista de la amaxofobia o miedo a conducir, y del papel que juegan los formadores viales y las autoescuelas en ayudar a superarlo.

La autoescuela y el servicio médico del RACC ofrecen ayuda psicológica y atención personalizada para que todo el que quiera pueda conducir con total seguridad y con los nervios y la ansiedad a raya. Si necesitas más información llama al 93.495.50.00 (extensión 5383), envía un mail a info@raccautoescola.cat o entra en www.raccautoescuela.es.

No hay respuestas