La ruta del Císter: de Cervera a Santes Creus

Tags:,

Una de las rutas más conocidas del territorio catalán es la ruta del Císter, un trayecto por el que recorreremos los tres principales monasterios de esta orden. Empezamos en la provincia de Lleida y acabamos en la de Tarragona.

Iniciamos la ruta en coche con el Volkswagen T-Roc

Para realizar esta ruta utilizaremos el Volkswagen T-Roc. Es el último modelo de la marca alemana, que entra en el segmento de los crossover compactos por la puerta grande. Iniciamos el viaje en la capital de la Segarra, Cervera, uno de los pueblos más famosos de la actualidad por ser la ciudad natal del seis veces campeón del mundo y piloto RACC Marc Márquez. Al llegar, nos recibe la muralla de época medieval –construida entre los siglos XIV y XV, durante el reinado de Pedro ‘el Ceremonioso–, de casi 3.000 metros de longitud.

Cervera, ciudad universitaria

La universidad fue construida por orden de Felipe V, que ordenó la unificación de las seis universidades existentes en Cataluña en 1717, premiando así la adhesión del municipio en la causa borbónica durante la Guerra de la Sucesión. El edificio, de línea barroca, dejó de funcionar como tal en 1842, cuando fue trasladada a Barcelona. Actualmente funciona como Archivo Comarcal de la Segarra, instituto de secundaria y bachillerato y centro asociado de la UNED.

La ciudad de Marc Márquez

Muy cerca de este edificio, encontramos la tienda del Fan Club de Marc Márquez, visita obligada para los amantes de las dos ruedas. También el museo del seis veces campeón del mundo de motociclismo, que queda a unos metros de la tienda. La Paeria y la iglesia de Santa María, en el centro histórico de la ciudad, son otros de los puntos de interés de esta población.

Tàrrega, capital del Urgell

Siguiendo la ruta por la A-2, llegamos a Tàrrega en pocos minutos, ya que solo son 13 los kilómetros que separan la capital de la Segarra de la capital del Urgell. Es en esta ciudad donde Manuel de Pedrolo se inspiró para recrear la población donde se inicia la acción del Mecanoscrito del segundo origen, aunque no se cita su nombre. Pedrolo también tiene aquí una plaza dedicada a su memoria. Tàrrega tiene cuatro iglesias para visitar, la de la Merced, del Carmen, de San Antonio y de Santa María del Alba, dedicada a la patrona de la ciudad y construida en el siglo XVII.

Vallbona de les Monges

Dejamos atrás la ciudad, y entramos de lleno en territorio cisterciense, aprovechando para probar el T-Roc por varias pistas forestales, donde la tracción total 4Motion del Volkswagen saca a relucir uno de los puntos fuertes de este vehículo. Volviendo a la C-14 y desviando el trayecto por la LP-2335 en dirección sur, llegamos a Vallbona de les Monges, el primero de los monasterios que integran el triunvirato del Císter.

Primer monasterio de la orden del Císter

La orden del Císter deriva directamente de la regla de San Benito y los monjes y las monjas de esta congregación practicaban el ascetismo y el rigor litúrgico, descartando la ociosidad en contraposición del trabajo manual. Es un grupo de anacoretas quien fundó en 1153, bajo la regla de San Benito, el primer monasterio, acogiéndose en 1175 a la orden del Císter, cuando la comunidad ya solo era femenina, después de que los hombres se trasladaran al pueblo de Montsant.

La guerra civil del periodo 1462-1472 y el Concilio de Trento (1545-1563) derivaron en la prohibición de las comunidades femeninas en sitios despoblados, lo que obligó a las monjas a ceder parte de las tierras a gente llegada de otros lugares para crear un núcleo de población, que se convirtió en el actual pueblo de Vallbona de les Monges.

Refugio temporal de reyes como Alfonso II ‘el Casto’, Jaime I ‘el Conquistador’ o Alfonso X ‘el Sabio’, en Vallbona también podemos visitar el Museo del Cine, situado en el Centro de Recursos de la población.

Solivella

Otra vez en marcha por la LP-2335, volvemos a conectar con la C-14 para llegar a Solivella, dejando atrás la provincia de Lleida para entrar en Tarragona. Este pequeño pueblo de poco más de 600 habitantes fue estructurado siguiendo la forma del antiguo castillo, del que aún quedan algunos restos, después de sufrir daños severos en las guerras carlistas.

La Espluga de Francolí

Siguiendo por la TV-2336 llegamos a la Espluga de Francolí, en que las cuevas por donde circula el río Francolí son uno de los mayores atractivos turísticos de esta ciudad de la Conca de Barberà.

En una visita guiada de una hora y 15 minutos de duración, la proyección en la roca y el teatro virtual nos enseñarán los distintos usos que el hombre ha hecho de las cuevas en el transcurso de los años.

La fábrica de Fassina Balanyà, el aguardiente fabricado en La Espluga, nos aportará un audiovisual y una visita al museo y las instalaciones, además de permitirnos asistir a una destilación en vivo y degustación del producto. Este museo forma parte de los 25 museos industriales del Sistema del Museo Nacional de la Ciencia y la Técnica de Cataluña. El Museo de la Vida Rural o la antigua iglesia de San Miguel, del siglo XIII, son otras opciones para enriquecer nuestra visita.

Monasterio de Poblet

Solo a cuatro kilómetros de distancia encontramos el monasterio de Poblet, un recinto faraónico para uno de los monasterios con más personalidad del país. Panteón real de la Corona de Aragón desde fines del siglo XIV hasta la extinción de la casa real de Aragón en el siglo XV, fue declarado en 1991 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Entre las tumbas más famosas podemos encontrar las de Alfonso I ‘el Casto’, Jaime I ‘el Conquistador’, Pedro III ‘el Ceremonioso ‘, Juan I ‘el Cazador’, Fernando I de Antequera o Alfonso IV ‘el Magnánimo’.

El recinto monástico, fundado por el conde de Barcelona Ramón Berenguer IV en 1150, es uno de los más grandes de Europa y podremos realizar una visita por un precio de 8,50 € sin guía y 10 con guía.

Montblanc

Desde Poblet, volvemos atrás para visitar el conjunto medieval de Montblanc. Villa ducal desde 1387, este pueblo, nacido en 1163 gracias a la intervención de Alfonso I, todavía es actualmente un recinto amurallado en la zona del casco antiguo, que nos transportará a tiempos inmemoriales.

Declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1948, Montblanc aun guarda el sabor de hace ocho siglos y durante el mes de abril, en la ‘Semana medieval de la leyenda de Sant Jordi’ –en esta leyenda se dice que los hechos sucedieron en Montblanc– se recrean los principales rasgos característicos de esta época.

La muralla, la iglesia de Santa María, la calle y la plaza Mayor, el convento de San Francisco o los antiguos hospitales son algunos de los múltiples edificios que deben visitarse.

Santes Creus

Para cerrar la ruta, salimos de Montblanc en dirección a Santes Creus, el último de los tres conventos cistercienses de la ruta. Por la AP7, como opción más rápida, recorremos los 28 kilómetros de enlace, probando el vehículo por vía rápida, donde a pesar de montar un motor de 1.000 cc nos da muestras de su potencia por vías anchas y bien asfaltadas.

Santes Creus, fundado en el siglo XII bajo el auspicio de Ramón Berenguer IV, tomó vital importancia bajo la tutela de Pedro III de Aragón, enterrado en el panteón real, junto con su hijo Jaime II, costumbre que continuó hasta que, en 1340, Pedro ‘el Ceremonioso’ cambió la ubicación de los entierros a Poblet.

Las tumbas de los dos reyes todavía presiden la iglesia del monasterio, junto con la Roger de Llúria, fiel almirante de la Corona de Aragón.

En 1835, debido a las desamortizaciones de Mendizábal, la comunidad cisterciense de Santes Creus dejó la vida monástica. Actualmente es el único monasterio de los tres de la ruta donde no existen monjes.

Monumento nacional desde 1921, en Santes Creus acabamos esta nueva ruta, dejando descansar al Volkswagen T-Roc. Después de 99 kilómetros, podemos concluir que es un buen acierto de la marca alemana, que ha utilizado en él la misma plataforma y los mismos componentes del conocidísimo Golf.

Sigue la ruta en coche en Google Maps

La ruta en imágenes

¿Quieres probar el vehículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *