La ruta de los 5 castillos cátaros en el sur de Francia

Podemos completar el recorrido en pocos días y aprovechar la ocasión para conocer la función de estas fortificaciones y la defensa del territorio en el siglo XIII.

En la escapada que hicimos a La ‘Cité’ de Carcasona y más allá de las murallas, decidimos que dedicaríamos tres días de nuestro viaje a conocer los castillos cátaros y lo que significaron para el territorio y su historia. La ruta de los castillos cátaros ofrece un conjunto de fortalezas construidas en las montañas de las Corbières durante las guerras civiles del siglo XIII. El rey de Francia decidió reforzar y mejorar los castillos de la zona para mantener el control del territorio y la defensa del valle de Aude y el Languedoc, ante los ataques de las tropas de Aragón y la frontera de las montañas de las Corbières.

Para llevar a cabo este viaje, subimos a bordo del Škoda Scala, el nuevo vehículo que la marca checa ha sacado al mercado para competir con vehículos de su categoría: Seat León y Volkswagen Golf. El nuevo compacto de Škoda ha nacido para ser un referente en el sector, y destaca en aspectos como la tecnología, el espacio o el diseño, entre otros. El nuevo Scala tiene un diseño deportivo y elegante, con un maletero de capacidad importante para uso familiar: 467 litros.

Esta ruta está especialmente pensada para los que tienen previsto hacer una escapada al sur de Francia, en dirección a la Provenza y la región de Aude. La ruta de los castillos cátaros se puede completar en pocos días, lo que la convierte en una buena opción para hacer una parada en Francia durante un viaje al norte de Europa.

Los 5 castillos de la zona de Carcasona

Las fortificaciones que se encuentra en la zona de Aude se mantienen bien conservados y nos permitirán disfrutar de unas vistas privilegiadas. Podemos ver todos los castillos de un tirón, pero se recomienda que como máximo visitemos tres en un día. La mayor distancia entre ellos es de 30 km:

  • Castillo de Aguilar: Este castillo ha aguantado bien el paso del tiempo, por lo que podremos apreciar bien su forma. Se encuentra en una reserva natural y las vistas que ofrece son espectaculares, incluso algunos días se llega a ver el mar. En 1230 se convirtió en fortaleza real, situada en la nueva frontera entre el Reino de Francia y Aragón, y no fue hasta la firma del Tratado de los Pirineos que empezó a perder su valor.
  • Castillo de Peyrepertuse: La fortificación estuvo en manos de los condes de Besalú, del conde de Barcelona, de los reyes de Aragón y, en 1240, pasó a formar parte del dominio del rey de Francia. A partir de esta época el castillo ganó importancia como punto estratégico en la frontera. Su buen estado actual es gracias a la conservación que se realizó hasta la Revolución Francesa.
  • Castillo de Puilaurens: El rey francés tomó poder de la fortificación hacia 1250, como punto importante de defensa de las tropas francesas en la zona. Según la leyenda, todavía puede verse una dama de blanco que se pasea por las murallas del castillo cuando baja la niebla.
  • Castillo de Quéribus: Este castillo perteneció a los condes de Barcelona, al rey de Aragón y, finalmente, el rey de Francia. Durante las cruzadas algunos se hospedaron allí.
  • Castillo de Termes: Este castillo sí estuvo implicado en la lucha contra los cátaros. Fue sitiado en 1210 y, después de pocos meses, cuando ya se había acabado el agua, Raymond de Termes rindió su fortaleza. Tuvo un papel relevante en 1228, cuando se convirtió en frontera entre Francia y Aragón.

Todas estas fortificaciones tuvieron una función clara de defensa, con el fin de proteger la frontera sur del reino de Francia con Aragón y, posteriormente, España. Transcurrido un tiempo, la Paz de los Pirineos trasladó la frontera franco-española hasta el límite de los Pirineos. Al perder este poder estratégico, los castillos de la zona se fueron descuidando progresivamente.

El nuevo Škoda Scala nos ha trasladado a todas partes con comodidad, y nos ha permitido cargar todas las maletas de la familia sin problemas, a pesar de ser del segmento C. Permite una conducción ágil y con alertas, importante para cuando pensamos que podemos seguir conduciendo pero en realidad estamos cansados y nos conviene una parada.

Una ruta para realizar todo el año

Podemos seguir esta ruta en verano y en primavera, época en la que disfrutaremos del buen tiempo y las altas temperaturas de la región, aunque coincidiremos con una gran afluencia de turistas. El otoño es, quizás, la mejor época del año para llevarla a cabo, se trata de evitar los días de lluvia o de ir bien equipados. Debemos tener en cuenta que a partir de octubre los castillos están cerrados hasta bien entrado el mes de marzo. Durante estos meses podremos visitarlos igualmente, pero sin la posibilidad de acceder al interior de las fortificaciones.

En invierno también la podríamos hacer sin problema, pero, por su ubicación, algunos días sopla el viento del norte, lo que nos obligará a ir bien abrigados.

Los horarios habituales de visita son de 10 de la mañana a 6 de la tarde.

Cómo llegar

Los cinco castillos de esta ruta están situados en la zona de Perpiñán, Narbona y Carcasona, así que podremos llegar por carreteras principales, de forma rápida y cómoda. En los tramos finales de cada una de las fortificaciones encontraremos carreteras estrechas y con pendientes considerables, pero los accesos están en buen estado y bien indicados, no hace falta que nos preocupemos por no perdernos 😉 Después de la ficha técnica de la ruta encontraremos el mapa con las ubicaciones exactas de los cinco castillos cátaros. Para ir sobre seguro, es importante planificar la ruta antes de salir y calcular el tiempo que le dedicaremos. Esta es una buena forma de no perder el ritmo y de aprovechar los tres días de ruta. Bon voyage!

Ficha de la ruta

Salida – Puilaurens, Francia

Destino – Termes, Francia

Distancia – 94,1 km

Tiempo – 3 días (recomendado)

Dificultad – Media

Gasto de combustible – 10 € (coste estimado)

Datos técnicos – Škoda Scala

Mapa de la ruta completa

La ruta en imágenes

Comentarios
  1. Enrique

    Increible post, en nuestra empresa RFserveis estamos preparando un viaje de empresa para todo el equipo ya que llevamos todo el año creando escaleras a medida y barandillas de cristal sin parar en toda Barcelona. Este post nos ha servido para decidirnos por esta fantastica ruta castillos cátaros. Muchas Gracias por el post.

  2. Ana

    Hace 2 años que realicé la ruta de los castillos cátaros. Toda la ruta es preciosa pero tuvimos que tomarnos varios cafés bien calentitos ya que hizo un tiempo que no acompaño en absoluto… mucho frio y mucha lluvia, pero lo volvería a hacer sin dudarlo.

  3. JORGE PASSALACQUA

    MUY BUENA INFORMACION!!!!!!!!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *