Infracciones de tráfico que te pueden llevar a la cárcel

¡Tranquilo! Si eres una persona mínimamente responsable y respetuosa con el resto de ciudadanos, muy difícilmente acabarás en la cárcel por una infracción de tráfico. En general, se trata de infracciones que ponen en grave riesgo la propia seguridad y la seguridad de los demás. Incluso, aunque no tengas permiso de conducir.

Cárcel por infracción de tráfico

Seis infracciones que te pueden llevar a la cárcel

Repasamos a continuación las seis infracciones relacionadas con la seguridad vial que te pueden llevar a la cárcel:

1. Conducir a una velocidad excesiva

No se trata de superar levemente el límite máximo, sino de circular deliberadamente a una velocidad muy superior a lo permitido en cada vía: 60 km/h por encima del límite en vía urbana y 80 km/h por encima del límite en vía interurbana. El Código estipula la posibilidad de pena de prisión de tres a seis meses. O realizar trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días. Sí está asegurada la retirada del permiso de uno a cuatro años.

2. Consumir alcohol o drogas

Otra acción completamente evitable. En este caso, la condena puede oscilar entre tres y seis meses de prisión si se superan los 0,60 mg/l de alcohol en aire espirado o los 1,2 mg/l de alcohol en sangre, además de la retirada por el mismo periodo que por velocidad excesiva. En el caso del consumo de sustancias psicotrópicas, estupefacientes y drogas tóxicas, será el agente de tráfico que detecte la infracción quien decida si denuncia al conductor por un delito contra la seguridad vial o no.

Drogas y conducción

3. Negarse a realizar el control de alcoholemia o drogas

Cuidado porque muchos conductores desconocen que negarse a someterse a la prueba puede acarrear penas de uno a cuatro años de cárcel.

control de alcoholemia

4. Conducir con temeridad y manifiesto desprecio por la vida de los demás

Se entiende que la conducción temeraria es aquella que provoca un riesgo grave y real para la vida o la integridad de otras personas. Está penada con prisión de seis meses a dos años. Esta pena se incrementa en caso de que se considere que se conduce con manifiesto desprecio por la vida de los demás. De uno a dos años de cárcel si no se llega a poner en situación concreta de peligro la vida de terceros y de dos a cinco en el caso que sí se registre una situación concreta (por ejemplo, conductores que circulan a alta velocidad en sentido contrario).

5. Conducir sin carné

Las causas de no disponer de carné pueden ser muy diversas. Nunca lo ha obtenido, le ha sido retirado por otra infracción o se han agotado los puntos del permiso. Sea cual sea la razón, las penas de cárcel pueden oscilar de seis meses a dos años. También se puede fijar trabajo a la comunidad de 31 a 90 días.

6. Poner en riesgo la seguridad

Atención porque en este aspecto no es necesario disponer de permiso. Por ejemplo, acciones como obstruir la calzada, derramar sustancias deslizantes o inflamables, o modificar la señalización pueden castigarse con pena de prisión de seis meses a dos años.

Como decíamos, no se trata de infracciones que se cometan por despiste. La gran mayoría son actitudes deliberadamente de riesgo. Sea como sea, la mejor manera de evitar la cárcel al volante es siempre cumplir la normativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *