¿Hay alguna edad para dejar de conducir?

¿Te gusta conducir? Cuando tengas 74 años, ¿piensas que continuarás al volante? ¿Crees que el coche te facilitará la actividad diaria? ¿Qué impedimentos crees que encontrarás cuando circules teniendo más de 65 años? La edad para dejar de conducir es algo que depende mucho de las capacidades de cada individuo.

 [youtube http://www.youtube.com/watch?v=fcKxoXWE6og]

A mediados del siglo XXI, en España vivirán 15 millones de personas mayores de 65 años. Así pues, es necesario trabajar para garantizar la actividad de este colectivo ya que las cifras no engañan: a partir de los 74 años, uno de cada tres conductores manifiesta ponerse al volante para realizar todas o buena parte de las actividades centrales de su vida diaria. Si esto ya pasa actualmente es probable que en el futuro esta cifra aumente exponencialmente, como consecuencia del aumento de la longevidad y el descenso de la natalidad.

Cuando somos jóvenes no nos lo pensamos demasiado y cogemos el coche sin problemas para trasladarnos de un lugar a otro. Esto, tan obvio y cuotidiano para una persona joven, no lo es tanto en una mayor. Las condiciones físicas, una señalización insuficiente o una accesibilidad difícil en los vehículos pueden limitar la conducción segura y, también, el estilo de vida de los conductores séniores. Más del 30% de los mayores siente que su calidad de vida se ha visto afectada mucho o bastante por dejar de conducir. Es un gran impedimento si tenemos en cuenta la importancia del tiempo libre y la necesidad de movilidad en nuestro mundo actual.

Garantizar una movilidad segura para el colectivo de séniores es una responsabilidad de todos. Pensemos que en el 2030 habrá más de 6 millones de conductores séniores en España (el doble que en 2010), entre ellos muchos de nosotros, los que formamos parte de la generación del baby boom.

Incorporar tecnologías eSafety que faciliten los desplazamientos de las personas mayores, como el limitador de velocidad, el navegador, la ayuda de estacionamiento o el cambio automático, es una buena manera de pensar en el futuro. Velar por el buen estado de las carreteras y tomar conciencia sobre un escenario cercano es la mejor hoja de ruta para que la gente mayor continúe circulando en coche mientras se sientan seguros al volante, aunque sea a los 74 años.

Más información en la web de la Fundación del RACC.

Por Verónica García Brao