¡Espectaculares persecuciones de coches en películas!

Hora Punta 3¿Qué sería de las películas de acción sin las derrapadas, saltos, frenadas y trompazos que terminan con el coche como un acordeón, listo para el desguace? Te ofrecemos una selección de espectaculares escenas protagonizadas por coches. Disfrútala en pantalla completa. Y vete pensando en hacer un curso de conducción segura, si no quieres que tu coche termine como el Cadillac del Superagente 86.

Hora punta 3 (2007). Chris Tucker en el aire, sujetado desde un taxi parisino Renault Space por Jackie Chan y desde el otro lado por un esbirro de la mafia china en moto… Una de las fantasmadas más originales de esta franquicia taquillera.

Sin identidad (2011). A Liam Neeson le roban en Berlín la identidad y la esposa, una lástima tratándose de January Jones (la primera mujer de Draper en Mad Men, para situarnos). Dirigida por el catalán Jaume Collet-Serra. Con duelo de coches alemanes: taxi Mercedes robado y marcha atrás contra VW Touareg.

Starsky & Hutch (2004). ¿Hacía falta una película? Mientras buscamos argumentos para responder, podemos deleitarnos con el famoso vuelo del Gran Torino rojo del 75 conducido por Ben Stiller con Owen Wilson de copi en el puerto de la ficticia Bay City, California.

Harry Potter y la cámara secreta (2002). Como Harry y Ron llegan tarde al andén 9 y ¾ de la estación King’s Cross de Londres, deben viajar hasta Hogwarts en el viejo coche volador de los Weastly –un Ford Anglia 105E­– que termina destruido por el sauce boxeador. ¿No entiendes nada? Típico de un muggle.

Batman Begins (2005). Acción a raudales y persecuciones imposibles por los tejados de Gothan City. El batmóvil se construyó a propósito para la película, con motor GM de 5 litros y 500Cv y llantas de 44’. Aunque en muchas escenas  –siento decepcionarte– se utilizaron modelos a escala, teledirigidos.

The Matrix Reloaded (2003). Sobredosis de chapa y pintura en la autopista. Morpheus y Trinity circulan en un Cadillac CTS junto a otros Cadillacs, Chevrolets, Osmoldbiles y BMWs. En total, más de 300 vehículos, incluidas motos y camiones.

Arma letal 3 (1992). Mel Gibson y Danny Glover contra traficantes de armas en Los Ángeles, con escenas trepidantes dosificadas cada 10 minutos, entre ellas, una frenética persecución por una autopista en obras. Un Gibson desmelenado a bordo de una Harley Electra Glide de la policía tras una pickup GMC Sierra…

Twister (1996). Discreta película catastrofista sobre tornados salvada por los magníficos efectos especiales. Plantea un dilema que todos nos hemos preguntado alguna vez: si circulas con una Dodge Ram 2500 a toda velocidad y de repente te encuentras una casa boca abajo en mitad de la carretera ¿qué haces?  La respuesta: entra por la ventana y sin llamar.

Superagente 86 (2009). Tras un desmadrado recorrido por un campo de golf, el lujoso Cadillac DTS conducido por el superagente se lleva por delante una caseta de madera y su figura de pez espada, cuya afilada nariz queda a centímetros de la nariz del copiloto, el jefe. Escena rodada por especialistas. No lo intentes con tu jefe. O sí.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=1vwkLBA8R6c]