El infoentretenimiento, el mundo a tu alcance en tu coche

El infoentretenimiento en toda su extensión está entrando de lleno en el interior de los coches. Aunque los vehículos “conectados” son relativamente recientes, su fuerza es ya imparable y los compradores tienen cada vez más en cuenta las posibilidades de conexión.

Empezaron las marcas premium y ahora el resto de fabricantes ya ofrecen muchas de las prestaciones de los smartphones en la mayor parte de la gama de sus vehículos, porque la interacción es cada vez mayor. Hace muchos años la radio, luego los cd, más tarde las entradas de usb con las que ya podíamos escuchar durante horas la música grabada, o hablar por teléfono con el manos libres fueron los precursores del infoentretenimiento. Pero eso ha quedado muy superado en este mundo cada vez más avanzado tecnológicamente. Ahora, recibir emails y noticias de interés o tener acceso a las redes sociales ya es una realidad.

P90143844_lowRes

Cada vez más prestaciones

En la pantalla de nuestro vehículo (que poco a poco será tipo tablet como ocurre ya en el Tesla Model S) podemos comprobar el estado del vuelo que vamos a coger o si el tren que esperamos llegará a la hora. La información de tráfico es en tiempo real, y ya se nos ofrecen rutas alternativas para evitar atascos.

Es ya una realidad preparar una ruta como más nos convenga desde casa en nuestro ordenador y luego incluirla en el navegador. Podemos introducir una imagen que va vinculada a unas coordenadas para que el conductor pueda mediante control de voz o apretando la pantalla en “mis destinos” ir hasta el lugar deseado. Y podemos tener ya a nuestro alcance un número casi infinito de emisoras de radio de todo el mundo.

Es difícil saber hasta dónde llegará el infoentretenimiento, pero las marcas, tal como ocurre en seguridad o consumo, se apresuran a presentar nuevas propuestas cada vez más interesantes. Para ello, tienen como aliadas a las grandes empresas informáticas Apple y Google, que se están repartiendo el mercado automovilístico, sin olvidar a Microsoft, que no quiere perder su parte del pastel y hace sus propuestas con el “Windows in the car”.

Apple con el Car Play tiene a su favor su fuerte personalidad, prestaciones y la fidelidad de sus usuarios, pero Google tiene GoogleMaps como gran baza (y está preparando Android Auto), lo que sin duda es de interés en el mundo automovilístico. Además, ya no tendremos que comprar actualizaciones del navegador, porque los móviles se van actualizando constantemente.

Internet sin límites en los coches

La llegada de internet sin límites se irá generalizando a partir de 2015; los pasajeros podrán disfrutar de todas las prestaciones, aunque el conductor ha de tener las lógicas restricciones, tal como ocurre en los coches que incorporan TV, que se apaga al ponerse en marcha el vehículo.

Pero llegará el día (hoy es difícil saber exactamente cuándo) en que la conducción autónoma no sea una rareza, lo que abrirá un nuevo mundo de entretenimiento para el conductor. Incluso el uso de internet redundará en beneficio de esa conducción autónoma. Incluso BMW ya ha anunciado que sus coches muy pronto podrán disponer de cámaras GoPro. Seguro que muy pronto veremos nuevas propuestas muy interesantes del resto de marcas, porque es un universo en constante movimiento.

Utilizar los sistemas con seguridad

Los volantes multifunción y el control por voz permiten una utilización segura de estos sistemas, pero hay que ser muy responsable, no sólo porque nos jugamos una multa sino porque ponemos en peligro nuestra integridad, la de los pasajeros y la del resto de usuarios de la vía.

Es decir, hay que aceptar con naturalidad los nuevos sistemas de conectividad en los coches y disfrutar de todo lo que ofrecen porque han venido para quedarse y ya no hay marcha atrás, pero hay que tener en cuenta que las distracciones son uno de los grandes enemigos de la seguridad vial y hay que actuar en consecuencia.

Si bien los defensores del empleo de estos elementos de entretenimiento argumentan que con el control por voz no tiene por qué haber mayor problema, lo cierto es que las funciones a las que tenemos acceso se acumulan. Si ya la manipulación de la radio o del navegador han sido el origen de muchos accidentes, inevitablemente todo va a ir in crescendo, al menos así lo indican algunos estudios. También la Fundación RACC analizó hace algún tiempo la distracción de los conductores, con capítulo específico para los sistemas de navegación. De todas formas, aunque como conductores estemos siempre muy atentos, siempre es mejor estar tranquilo y, para ello, es fundamental tener un buen seguro de coche que nos proteja ante cualquier posible incidente. Como el seguro de coche del RACC.

Si disfrutas con los sistemas avanzados de entretenimiento en los coches y te interesa el mundo de las nuevas tecnologías en los coches, ven al próximo salón RACC del automóvil, entre el 9 y el 13 de octubre delante de l’Illa Diagonal, en Barcelona.

No hay respuestas