El coche colaborativo. ¿Conoces este concepto?

La movilidad está evolucionando tan rápido, ¡que no sabemos si en un futuro iremos en coches autónomos o coches flotantes! Lo que sí que es ya una realidad son las distintas formas de compartir coche.

coche colaborativo

Diferentes maneras de compartir coche

Desde hace algún tiempo ya oímos hablar de carpool, carsharing, ridesharing, peer-to-peer car rental…, conceptos que se refieren a una manera de compartir coche.

Compartir coche es una opción con ventajas indiscutibles que cada vez seduce a más personas. Permite a los usuarios poder cubrir mejor sus necesidades particulares de transporte, gastando menos dinero en los desplazamientos al trabajo, de viaje o incluso para ganar algunos ingresos extra.

Uso compartido del coche

Efectos positivos de la conducción compartida

Al mismo tiempo, el coche colaborativo también tiene unos evidentes efectos positivos desde el punto de vista medioambiental. Permite descongestionar las ciudades y atenúa los problemas de aparcamiento. Se reducen las emisiones de CO2 derivadas de la movilidad y mejora la calidad del aire de nuestras ciudades, todo ello en sintonía con el Protocolo de Kioto.

Efectos positivos de la conducción compartida

Uso racional del coche

Deberíamos optimizar diariamente el uso del coche. Por ejemplo, una buena idea es organizarse entre familias para llevar a los niños al colegio. Con las complicaciones diarias de tráfico, los alumnos y las familias no siempre pueden llegar a tiempo al colegio o al trabajo.

Como modelo de economía colaborativa, cada trayecto contribuye positivamente en los que viajan a bordo, además de fomentar valores como la fraternidad y la colaboración.

Compartir coche para llevar a los niños al colegio

En definitiva, compartir vehículo fomenta un uso más racional del coche privado. El coche colaborativo o compartido se ha convertido en una solución emergente, existiendo diversas posibilidades al alcance del usuario en función de la modalidad de transporte que necesite.

Economía colaborativa

Compartir los bienes es mucho más fácil y más barato, por eso la economía colaborativa se ha expandido con tanta rapidez. Hoy en día están en auge las apps para compartir, conectando dueños y usuarios para intercambiar cualquier cosa. Con RACC Trips por ejemplo, descubrirás toda la movilidad compartida a tu alrededor y podrás elegir la opción que más te convenga en cada momento.

App RACC Trips

 

Si aún no te decides a ser parte de este nuevo estilo de vida, intenta con algo fácil y sencillo. Poco a poco puede ser que esta nueva tendencia logre seducirte y hacerte la vida más fácil.

Fuente: SocialCar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *