Cuando superar el límite de velocidad puede costar más de 200.000 euros

El pasado mes de octubre, la Dirección General de Tráfico (DGT) difundió el vídeo de este conductor, “pillado” por los helicópteros Pegasus a 242 km/h. Superar el límite de velocidad en esta cantidad se considera delito.

En España, el exceso de velocidad es un delito contra la seguridad vial recogido en el Código Penal y con sanciones económicas y de pérdida de puntos que dependen de la diferencia entre la velocidad permitida en la vía y la velocidad de circulación. Si viviéramos en Suiza o Finlandia y fuéramos multimillonarioss, incumplir las normas de tráfico y, muy especialmente, superar los límites de velocidad nos podría llegar a costar 50.000, 100.000 o hasta 200.000 euros. Todo dependería de nuestro nivel de ingresos…

Hace pocas semanas, conocíamos el caso de Reima Kuisla, un multimillonario finlandés que recibió una multa de 54.000 euros por conducir a 103 km/h en un tramo limitado a 80 km/h. Una diferencia de 23 km/h que le ha salido muy cara y le ha llevado a iniciar una campaña en redes sociales contra el sistema de infracciones de tráfico que se aplica en su país.

Multa de 54.024 euros impuesta al millonario finlandés Reima Kuisla y compartida por él en su página de Facebook.

Como también sucede en Suiza, el importe de las multas en Finlandia se fija en función de la renta declarada por el infractor. De este modo, la fórmula “conductor millonario + coche de alta cilindrada” puede provocar sanciones que llegan a multiplicar por cinco la multa de Reima Kuisla.

Es el caso del conductor suizo que en 2013 fue sancionado con unos 250.000 euros por conducir su Ferrari Testarossa a 137 km/h por una zona urbana. En este caso, a superar el límite de velocidad se sumó la sanción por infractor reincidente. Otra multa estratosférica fue la que pagó en 2003 el también finlandés Jussi Salonoja, con una fortuna procedente de un negocio de fabricación de salchichas. Tuvo que abonar 170.000 euros por circular a 80 km/h en una zona de Helsinki limitada a 40 km/h. El año anterior había declarado unos ingresos de 11 millones de euros.

Aunque existen menos referencias, incluso se habla de una multa de 702.000 euros a un conductor suizo por conducir su Mercedes SLS a 290 km/h en la autopista de Berna a Lausana, con velocidad limitada a 120 km/h. Lo recogen tanto Motorafondo en su reportaje Las multas más caras de la historia como el portal estadounidense Patrol-Log.com. Estamos hablando de superar el límite de velocidad en 170 km/h.

Aunque en nuestro país no se alcancen estas cifras, como conductores sí tenemos el derecho de recurrir las multas de tráfico con las que no estemos conformes. El servicio de Recurso de multas del RACC pone a tu disposición un equipo de abogados especializados que realizan un seguimiento personalizado de cada caso.