¿Cómo cambiar las escobillas del limpiaparabrisas?

Uno de los componentes del coche al que muchas veces no prestamos la debida atención es el limpiaparabrisas. Concretamente, el estado de las escobillas, cuando en realidad es un elemento de seguridad muy importante.

Tenemos que procurar que se conserven en perfectas condiciones, para no encontrarnos con sorpresas desagradables cuando los necesitemos. Tampoco hay que olvidar llevar el depósito de agua para el parabrisas lleno y mejor con algún líquido limpiacristales especial para coches.

En el siguiente vídeo, el mecánico del RACC Andreu Serrallonga nos da algunos consejos para cambiar las escobillas de nuestro limpiaparabrisas.

¿Cuándo hay que cambiar las escobillas?

Algunos fabricantes recomiendan cambiar las escobillas cada año. Dependerá del uso que hagamos de ellas y de las condiciones de la zona en la que los utilicemos habitualmente (humedad, polvo, sol directo…). Si el coche dispone de limpiaparabrisas trasero, serán tres las escobillas que debamos cambiar.

Consejos básicos

Hay diferentes tipos de limpiaparabrisas, pero para sustituir las escobillas en todos los casos tenemos que seguir unos consejos básicos:

  • Asegurarnos de que las escobillas que compramos para la sustitución son exactamente las que necesitamos. Las que corresponden a la marca y al modelo de nuestro coche.
  • En algunos vehículos nuevos, los limpiaparabrisas no se ven porque pueden estar ocultos bajo alguna cubierta o el capó. En ese caso debemos activar el modo de cambio de escobilla que describa el manual del usuario.
  • Para montar correctamente la escobilla tenemos que fijarnos en el mecanismo de sujeción de la escobilla al brazo del sistema y lo activaremos para su desmontaje.
  • Si tenemos dos limpiaparabrisas en la luna delantera, deberíamos cambiar siempre las dos escobillas. Es importante verificar la longitud de cada una y montarlas en su lugar para evitar errores.
  • Una vez realizado el cambio, verificaremos su buen funcionamiento y que no notamos ningún ruido extraño. También comprobaremos que el barrido (limpieza) es perfecto.
Comentarios
  1. Alcides Schaller

    Es de agradecer los buenos consejos para evitar accidentes

    • RACC Blog

      Muchas gracias Alcides.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *