Berlina Infiniti Q50, a por los premium europeos

Los fabricantes japoneses siempre ofrecen vehículos a un precio interesante. Pero eso no es suficiente para luchar con las grandes marcas europeas en su propia casa, porque hace falta un producto de buen nivel, capaz de atraer a un público muy exigente. Infiniti acaba de presentar la berlina Q50, con la que espera conquistar a posibles compradores del BMW Serie 3, Audi A4 o Mercedes Clase C.

Q50

infiniti-cdn.net

El Q50 cuenta con dos versiones. Una, con motor diésel 2.2 de 4 cilindros y con unas emisiones de CO2 muy ajustadas de 114 gr/km. La otra, un impresionante híbrido con dos motores, uno eléctrico de 68 CV y otro gasolina que suman 364 CV. Esta propulsión híbrida es sin duda uno de los grandes atractivos; consigue una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y gasta de media 6,2 litros a los 100 km. Ambas versiones, al margen de la potencia, tienen un comportamiento deportivo en carretera y autopista que nada tiene que envidiar a los rivales alemanes.

El maletero en el caso del diésel tiene una capacidad de 500 litros y en el híbrido de 400, que teniendo en cuenta el espacio que ocupan las baterías, está muy bien resuelto.

El sistema Direct Adaptative Steering, que se utiliza para el control electrónico de la dirección y que actúa directamente sobre las ruedas, es otro de los puntos fuertes de este coche y es además primicia mundial.

El diseño exterior está muy cuidado. La parte posterior podría mejorarse (eso siempre es subjetivo), pero el frontal compensa con la llamativa rejilla tridimensional. Tiene forma de “doble arco” con la parte superior que se asemeja a un puente típico japonés y la inferior su reflejo en el agua.

Infiniti Q50 parrilla

Foto: nuevoinfinitiq50.es

El interior es amplio, gracias a una batalla de 2.850 mm, y los materiales (artesanales como recuerdan los responsables de la marca) están muy cuidados. Tiene doble pantalla táctil, una de 8 pulgadas y otra de 7, que cuentan con el novedoso sistema Infiniti InTouch.

Infiniti Q50 interior

Foto: nuevoinfinitiq50.es

Si bien el mercado americano de Infiniti está muy consolidado, Europa sigue siendo su asignatura pendiente, y por ello el Q50 se presenta con un atractivo precio a partir de 34.900 € el diésel y 53.900 € el híbrido. Pero lo que puede acabar de convencer a los compradores es que ofrece 3 años de garantía y mantenimiento, con lo que el ahorro durante ese periodo, al ser una marca Premium, es muy importante.

Más información sobre el Infiniti Q50 Berlina 4 puertas en el servicio de venta de coches del RACC.

Por Toni Lagunas Claret