Vía Directa: Una reserva de estacionamiento obsoleta y las retenciones en el enlace de la AP-2 y la AP-7

Este mes os contamos dos nuevos casos de Vía Directa, en ambos casos hemos recibido respuesta de la Administración correspondiente y se tomarán las medidas necesarias para mejorar. Estos son los dos casos: la reserva de estacionamiento en Barcelona y las retenciones en el enlace entre la AP-2 y la AP-7 a la altura del Papiol.

Reserva de estacionamiento obsoleta en Barcelona

A pesar de que hace años que los juzgados de instrucción de Barcelona cambiaron de sede, y que el antiguo edificio, ubicado en la esquina entre el paseo Picasso y el paseo Pujades de Barcelona está cerrado y en desuso, todavía existe una reserva de aparcamiento para la “Secretaria Gobierno del TSJC”.

A petición del RACC, el Ayuntamiento de Barcelona ha respondido comentando que han dado la orden para retirar la reserva y en su lugar implantar plazas de estacionamiento para motocicletas.

Vía directa RACC

Retenciones en el enlace entre la AP-2 y la AP-7 a la altura del Papiol

Cuando el ramal de la AP-2 entra en la AP-7 coinciden los vehículos que provienen de la AP-2 desde Martorell (dos carriles de la izquierda) con los vehículos que provienen de la AP-2 desde Barcelona (dos carriles de la derecha). Unos metros después de la unión de ambos dos ramales, la línea continua se transforma en discontinua para los vehículos que proceden de Martorell y sigue continua para los vehículos que proceden de Barcelona (durante aproximadamente unos 800 metros). El volumen de tráfico que procede de Barcelona es superior al que procede de Martorell y, aún así, estos últimos tienen preferencia. Esta situación genera retenciones.

La Fundación RACC, aun valorando que  no hay una única razón que cause los problemas de congestión en este punto, consideró que valía la pena estudiar la posibilidad de modificar las marcas viales actuales para que la línea discontinua de este tramo la tuviesen los vehículos que proceden de Barcelona, como medida para agilizar la conexión y mejorar la fluidez del tráfico.

Vía Directa RACC AP-7

Ante esta solicitud del RACC, el Ministerio de Fomento dio respuesta a la reclamación exponiendo que la señalización actual y el establecimiento de los límites de velocidad pretende maximizar la seguridad vial. Y por ello ha estimado oportuno mantener la marca viaria actual M-3.1 (discontinua/continua) aunque sin embargo la acortará en 130 metros. Con esta reducción se facilitará la incorporación de los vehículos ligeros a los carriles rápidos.

¿Conoces algún punto en tu localidad o en las carreteras por las que circulas que requiera mejoras? Envíanos tus propias reclamaciones al espacio Vía directa para así lograr mejorar la seguridad y la movilidad de nuestro entorno.