¿Sufres dolor de espalda cuando conduces?

El dolor de espalda afecta a 8 de cada 10 personas según las estadísticas. En el coche, debido a que el conductor está sometido a tensión, resulta un tema delicado que hay que tratar con  especial atención, sobre todo en verano, cuando se realizan viajes largos.

Te conviene adquirir hábitos saludables y para ello tienes que seguir una serie de consejos si no quieres llegar a tu destino con dolor de espalda y sin ganas de hacer nada.

Consejos para evitar el dolor de espalda al conducir.

  • Asiento: El respaldo no tiene que estar muy atrás, la inclinación debe estar entre 15 y 25 grados, y desde la parte superior del asiento tiene que haber unos 30 cm hasta el suelo del coche. En cuanto a la distancia a los pedales, tienes que poder apretar el embrague a fondo y, sobre todo, el freno sin tener que mover el cuerpo.

dolor de espalda

  • Volante: Como que la mayoría de volantes son ajustables (por lo menos en altura y muchos ya en profundidad), una vez que hayas ajustado el asiento debes colocar bien el volante. Tienes que tener margen para moverlo con soltura, sin acercártelo ni separarlo demasiado: te tienen que coincidir las muñecas con el volante sin separar la espalda del asiento. Cuando estés en marcha, debes llevar las manos en la parte superior, en forma de V, como si el reloj marcara las 10 y 10.
  • Espejos: Los retrovisores son muy importantes, tanto el interior como los exteriores; suponen una ayuda inestimable para estar al tanto de lo que nos rodea en la parte posterior del vehículo. Como en el caso del asiento y del volante, antes de iniciar la marcha debes tenerlos en posición correcta, o lo que es lo mismo, que sólo tengas que mover los ojos y no la cabeza para ver correctamente.
  • Reposacabezas: La parte superior tiene que estar a la altura de los ojos (o de las orejas). Aunque a veces no se le da importancia, es uno de los elementos más importantes, porque en caso de accidente (sobre todo de impacto por alcance) el cuello no aguantará y se puede producir una lesión cervical grave.
  • Cinturón de seguridad: Algunos cinturones se ajustan demasiado y casi oprimen y otros quedan sueltos, por lo que lo tienes que fijar aprovechando los pretensores; ni demasiado fuerte ni demasiado flojo. El cinturón salva muchas vidas, por lo que es mejor que lo lleves de manera adecuada.

Minimizar el dolor

Además de seguir los consejos más “ergonómicos”, hay otros que debes tener en cuenta:

  • Es aconsejable que pares cada dos horas para descansar. Aprovechando la parada, conviene que hagas algunos sencillos ejercicios como caminar y estirar brazos y piernas. Así reanudarás el camino más relajado y evitarás dolor en las articulaciones o la columna.
  • El tipo y la calidad del asiento del coche influyen en una conducción adecuada, pero algunos dispositivos pueden ayudar a reducir el dolor de espalda, como por ejemplo los cojines cilíndricos y alargados que se colocan a la altura de los riñones.
  • Llevar un calzado adecuado (no chanclas ni zuecos) también es muy importante para tu comodidad y para mover los pies con soltura y a la vez con seguridad.

Si sufres dolor cuando conduces, puedes contactar con nuestro equipo médico para que te pueda dar más consejos. Atención las 24h del día.

No Responses