¿Son las mujeres más prudentes que los hombres cuando conducen?

Si eres conductora no es extraño que alguna vez hayas tenido que oír eso de “mujer tenías que ser”, por no hablar de la famosa frase “mujer al volante, peligro constante”. ¿Pero realmente las mujeres somos peores conductoras que los hombres?

Cifras que desmontan mitos

Los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) no dejan lugar a dudas: desde la puesta en marcha del carnet por puntos, en julio de 2006, más de 183.000 hombres los han perdido todos. En cambio el número de mujeres es mucho menor: poco más de 19.900 conductoras se han quedado sin carnet.

Algunos pueden pensar que es lógico que haya menos mujeres que han perdido todos los puntos porque también son menos las que conducen. Pero la diferencia entre hombres y mujeres conductores no es tan amplia: según el último censo de conductores, de los 26 millones de españoles que van al volante, 15 son hombres y casi 11 son mujeres.

dones-conduint2b

El riesgo de muerte por accidente de tráfico también es mucho menor entre ellas. Así, en 2013 el número de hombres que perdió la vida en la carretera fue tres veces superior al de las mujeres, tal y como recoge un estudio de la Fundación RACC.

El secreto, una mayor percepción del riesgo

Nuestra actitud al volante parece ser más prudente y responsable que la de los hombres y esto, sin duda, influye en los datos anteriores.

  • Según el informe Jóvenes y Conducción, llevado a cabo por el RACC, los hombres presentan “una mayor tendencia a asumir riesgos, buscar sensaciones y superar límites de velocidad que las mujeres”. A esto hay que añadir que sobreestiman más sus capacidades a la hora de conducir y se dejan influenciar más por sus amigos que ellas, advierte el estudio.
  • Las mujeres, en cambio, parecen ser más conscientes de los posibles riesgos que pueden presentarse al volante. Esto puede explicar por qué nosotras utilizamos más el cinturón de seguridad y conducimos a menos velocidad que ellos, tal y como muestra una reciente investigación de la Universidad de Granada (UGR) y del Consorcio de Investigación Biomédica de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP).

En todo caso, para aumentar la percepción del riesgo, la capacidad de reacción y también la prudencia al volante puedes apuntarte a un curso de conducción segura. Más allá de ser hombre o mujer, recuerda que lo más importante es tener un buen seguro de coche para ir bien protegido al volante.