¿ Portaesquís magnéticos o fijos ? Lo más cómodo y seguro en el coche

Seguramente no te has preguntado si colocar en tu coche unos portaesquís magnéticos o fijos porque quizás no conocías de su existencia o sus diferencias. Con este artículo intentaremos hacerte salir de dudas.

El invierno es la época en la que los amantes del esquí pueden disfrutar de su afición favorita. Si eres uno de ellos y viajas en coche hasta pistas, debemos recordarte que los esquís son objetos rígidos, alargados y estrechos que si no están bien sujetos pueden convertirse en un peligro real para peatones u ocupantes de otros vehículos.

Hay coches que permiten llevar los esquís en el interior con los asientos traseros abatidos total o parcialmente y cuentan con accesorios a tal efecto, pero no es lo más común. También hay sistemas para llevarlos con el gancho del remolque o ligados a la rueda de recambio de la parte trasera en el caso de los todoterreno que la lleven. Otra opción es poner un cofre, que es el más seguro, y generalmente tienen espacio de sobras. Pero lo más habitual es llevarlos en el techo del vehículo.

Portaesquís magnéticos

Si nos centramos en estos últimos, existen de dos tipos: magnéticos y fijos de barras. Los dos tienen ventajas e inconvenientes y puedes encontrar de distintos tipos y precios. Pero debes fijarte en que estén homologados. Y siempre tienes que llevar los esquís con la punta hacia atrás. Y lo más importante de todo, tienes que asegurarte de que quedan bien fijados.

Portaesquís magnéticos:

  • Son muy cómodos y permiten ponerlos y quitarlos con facilidad, pero debes tener cuidado de no rayar el techo.
  • Asegúrate de que los imanes de tus portaesquís magnéticos tengan suficiente fuerza para que no haya duda de su adherencia, eso quiere decir que tienen que ser de buena calidad.
  • Al colocarlos, la superficie del techo del coche tiene que estar seca y limpia; es muy importante, porque si no lo haces bien se pueden soltar y con el coche en marcha sería muy peligroso.
  • Están formados por dos piezas, que tienen que ir en la parte anterior y posterior del techo respectivamente.
  • Debes colocar las dos piezas imantadas a una distancia que se adapte al tamaño de los esquís.
  • Fíjate en la velocidad máxima del vehículo recomendada que indica el fabricante, porque en muchos casos se recomienda como máximo 90 km/h.
  • Y atento porque los portaesquís magnéticos son más fáciles de robar.

Portaesquís fijos:

  • En primer lugar debes comprobar que tu coche tiene los soportes del techo necesarios.
  • Al comprar el portaesquís fijo, también tienes que asegurarte de que es compatible; en este sentido, mejor que sea de la marca de tu coche, que se adapte sin ninguna duda o que sea universal. Cerciórate de si los universales te pueden servir también para otros usos, por ejemplo como portabicicletas, porque igual te interesa.
  • Al montarlos, tardarás más que con los magnéticos, pero si sigues bien las instrucciones del fabricante no tendrás problemas.
  • En principio son más seguros que los magnéticos con el vehículo en marcha.
  • Lo ponen más difícil a los ladrones porque son más complicados de robar y además suelen contar con llave.
  • Aunque siempre tienes que conducir con cuidado al llevar cualquier objeto en el techo del coche, con el portaesquís fijo es más difícil que ocurra algo.

Para los dos casos debes pensar que los objetos que llevas en el techo aumentan el consumo, pero con el fijo gastarás un poco más que con el magnético.

Deja un comentario