Nuevos dispositivos para evitar que te roben la moto

Las motos son especialmente atractivas para los ladrones porque son relativamente fáciles de robar. ¿Desistimos pues y asumimos lo ‘inevitable’? No, no tenemos por qué aceptar el robo de nuestra moto impasiblemente. Hoy en día hay nuevas medidas como las alarmas y los localizadores GPS. Sigue nuestros consejos para que no te roben la moto.

roben la moto

Foto: Santiago P.A.

Estamos asistiendo a una evolución en las técnicas de los cacos, que siempre se reinventan, pero también están evolucionando las medidas antirrobo. Sigue siendo recomendable contar por lo menos con alguna medida de seguridad clásica como las horquillas o las cadenas, pero hay que prestar atención a los nuevos avances para minimizar la posibilidad de que te roben la moto.

Alarmas multifuncionales

Las alarmas cada vez están más generalizadas. Dentro de este campo encontramos desde simples sensores de movimiento, que detectan golpes y sacudidas bruscas, hasta otras, de último modelo, que disponen de mandos a distancia que permiten establecer una relación mando–moto, moto–mando. Ofrecen prestaciones secundarias como encender la moto, enchufar la alarma… pero lo más interesante de estas últimas es que podemos saber, simplemente mirando el mando, en función de los sensores instalados, si nuestra moto ha sido golpeada, movida o robada. Hay variedad de precios pero no son exagerados por las prestaciones que recibimos a cambio. Podemos encontrar precios entre los 7 y los 300. Eso sí, hay que apuntar que si un ladrón experimentado localiza la alarma la podría llegar a desactivar, por lo que es recomendable esconderla tanto como sea posible.

Se pueden encontrar multitud de alarmas por internet o en tiendas especializadas. Cada uno decide hasta dónde está dispuesto (o se lo permite su economía) a gastar. Vale la pena investigar un poco y encontrar un equilibrio entre precio y prestaciones.

Un hecho importante a tener en cuenta es que estos dispositivos tienen un consumo elevado de energía aun cuando la moto esté parada. Si no ponemos la moto en marcha en cuatro días, lo más probable es que cuando vayamos a encenderla no quede batería.

Localizadores con GPS

Paralelamente, tenemos dispositivos como los localizadores con GPS, que pueden ser especialmente útiles en el escenario de que la moto ya haya sido robada. Es cierto que los ladrones profesionales pueden portar un inhibidor (también para los coches) y desactivar la señal, pero no son muy frecuentes, por lo que vale la pena instalar este dispositivo, sobre todo si nuestra moto es de alta gama. Son especialmente útiles ya que podemos recibir localizaciones en tiempo real vía mensaje de texto o a través de nuestro Smartphone. El precio no es excesivamente elevado, sobre todo si lo comparamos con el precio de nuestra moto. De todas maneras, igual que en el caso anterior, dependerá mucho la cantidad de dinero y tiempo que le dediquemos.

Sea como sea, es recomendable tener actitudes prudentes como no dejar la moto en la calle a no ser que sea imprescindible, usar sistemas ‘simples’ como cadenas y poner pegatinas distintivas, que puedan hacer más reconocible nuestra moto. Es importante también seguir viendo los avances en el campo tecnológico. Y, por supuesto, disponer de un seguro de moto que sepas que no te fallará.

No hay respuestas
x

Suscríbete a nuestro boletín