Motos (tecnológicamente) cada vez más seguras

Durante muchos años hemos oído aquello de que los motoristas son “los conductores de vehículos de motor más frágiles”. La razón es evidente: están, lógicamente, más expuestos que los conductores de turismos porque no tienen una carrocería que les proteja. De ahí la importancia de utilizar siempre el casco y una vestimenta adecuada.

seguridad en las motos

Sin dejar de ser cierta esa mayor fragilidad y a pesar de las características particulares del vehículo, la verdad es que los fabricantes de motocicletas también han realizado en las últimas décadas un gran esfuerzo para incorporar nuevas tecnologías de seguridad en las motos que pueden ayudar a evitar un accidente. Las repasamos a continuación…

Sistema de Frenado Antibloqueo (ABS)

Ya obligatorio en motos de más de 125cc, quizás sea el sistema más conocido por su funcionamiento idéntico al de los turismos: evita el bloqueo de las ruedas y permite que el conductor tenga un mayor control. Hay que tener en cuenta que se activa únicamente al frenar a fondo.

ABS

Sistema Combinado de Frenos (CBS)

Otro tipo de asistencia al frenado, de funcionamiento sencillo: al frenar sobre una de las ruedas, envía potencia a la otra para un frenado más efectivo (generalmente actúa sobre el freno delantero al activar el trasero). Este sistema es especialmente útil para conductores inexpertos.

En ABS y CBS en motos, ¿cómo mejoran el frenado? se explica con ejemplos prácticos la utilidad de estos dos sistemas.

CBS

Control de tracción

El objetivo final de este sistema es evitar que la rueda trasera derrape y el motorista acabe en el suelo. Las causas del derrape pueden ser múltiples: maniobra brusca, el estado del asfalto… Es especialmente útil en motos de gran cilindrada o al circular regularmente sobre una superficie con poco agarre.

Control de estabilidad

Desarrollado principalmente para motos de gran rendimiento, asegura la estabilidad de la moto en todas las situaciones (frenado y aceleración, marcha recta y curvas). Funciona a partir de otras tecnologías avanzadas de seguridad y asegura un gran confort de conducción.

Control de presión de los neumáticos

Nunca está de más recordar la importancia del buen estado de los neumáticos en cualquier vehículo. Como su nombre indica, el sistema de control de presión de los neumáticos detecta si hay un pinchazo o se ha perdido la presión adecuada. El consejo general para un mejor rendimiento es llevar siempre la presión recomendada por el fabricante.

Sistemas de iluminación dinámica

Extendidos en los turismos, son todavía poco habituales en las motos. El funcionamiento es también conocido: ajustan los faros al movimiento del vehículo (por ejemplo, en curvas) para asegurar la mejor iluminación al conductor y la máxima visibilidad ante el resto de usuarios. Algunas motos cuentan, incluso, con faros adicionales que se activan al inclinar el vehículo.

¿Y qué pasa con el airbag?

De indudable utilidad en turismos, su aplicación en motocicletas y motoristas es compleja y ha llevado muchas horas de investigación, aunque no se ha llegado a una solución universal. Existen tres modelos de airbag para motos: de carrocería, que aplicó Honda en su modelo Goldwing pero no ha tenido mucha más extensión; de casco, también poco habitual; o de chaleco o chaqueta, incorporado a la vestimenta del conductor.

El incremento de desplazamientos en moto ha hecho que también aumente la accidentalidad. Podéis consultar el reciente estudio de la Fundación RACC sobre los desplazamientos en moto en los accesos de Barcelona.

¡Bienvenidos sean todos los avances de seguridad en motocicletas! Sin embargo, como sucede con cualquier otro vehículo, no se puede olvidar nunca la responsabilidad del conductor, y cabe insistir en la importancia del uso del casco, de respetar las normas en cualquier entorno y de evitar las distracciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *