Los cinco tramos de carretera con más accidentes en España

En 2015 fallecieron en España 1.126 personas en accidentes de tráfico en carretera (no incluye zona urbana), seis personas menos que en 2014. Los datos que acaba de hacer públicos la Dirección General de Tráfico confirman el freno en el ritmo de reducción de fallecidos de la última década –España es uno de los países europeos con mejor evolución–, por lo que no hay que bajar nunca la guardia para seguir mejorando la seguridad vial.

Ante estas cifras vale la pena tener en cuenta el triángulo clásico de la seguridad vial para recordar que la reducción de la siniestralidad es un objetivo compartido, en el que todos podemos y debemos participar. Los tres elementos que intervienen en la conducción son:

  • Persona: nuestra responsabilidad como conductores o peatones (circular atentos al entorno, en buenas condiciones físicas, con respeto al resto de usuarios, con el vehículo en buen estado, etc.).
  • Vehículo: el equipamiento de seguridad del vehículo que conducimos, con la incorporación de las últimas innovaciones en seguridad activa y pasiva. La responsabilidad recae tanto en los fabricantes como en las administraciones encargadas de la regulación.
  • Carretera: la calidad de la vía por las que circulamos; a nivel de mantenimiento (estado del firme y de las protecciones) y de señalización, pero también en su adecuación al tipo de tráfico que soporta (caso de la N-340). La responsabilidad recae en las respectivas administraciones, titulares de las vías.

Nos centramos de nuevo en el “factor carretera” para presentar, a partir de los últimos resultados del estudio de EuroRAP, el listado de tramos con mayor concentración de accidentes de la Red de Carreteras del Estado:

EuroRAP-España, listado de tramos con mayor concentración de accidentes de la Red de Carreteras del Estado

Esta lista incluye los tramos que han registrado más accidentes en relación a su longitud pero, excepto en el caso de la N-332, no son los tramos con mayor riesgo. Esto se debe a que son tramos con una densidad de tráfico muy elevada y estadísticamente disminuye la probabilidad de sufrir un accidente.

¿Para qué sirven estas listas?

Básicamente, los listados de tramos que surgen del estudio EuroRAP –ya sea los ordenados por nivel de riesgo o por concentración de accidentes– se dirigen a dos de los protagonistas de la seguridad vial:

  • Los conductores, para que consultemos los datos referidos a los tramos por los que circulamos habitualmente y extrememos la precaución en los puntos de especial riesgo.
  • Las administraciones, que disponen de un estudio independiente y fiable sobre la calidad de las vías y puedan actuar para reducir la siniestralidad en aquellos tramos que más lo necesiten.

No hay respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *