La velocidad máxima también bajará en zona urbana: de 50 a 30 km/h

La Dirección General de Tráfico (DGT) está decidida a que la velocidad excesiva deje de ser una de las principales causas de accidente de tráfico, en cualquier vía. Tras la decisión de reducir la velocidad máxima en carreteras convencionales a 90 km/h –decreto que entra en vigor el 29 de enero de 2019–, ya se conoce que a lo largo de este 2019 también cambiará la normativa sobre la velocidad en las zonas urbanas, que pasará de 50 a 30 km/h.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, anunció esta medida el pasado mes de diciembre en la conferencia internacional “¿De la visión cero al objetivo cero? Liderazgo en la mejora de la seguridad vial”, organizada por la Fundación Mapfre:

El riesgo de fallecer en un atropello será cinco veces menor

Uno de los estudios internacionales a los que hace referencia el ministro en su declaración es Speed and Crash Risk (Velocidad y riesgo de accidente), realizado por la OCDE y el Fórum Internacional del Transporte (ITF).

El estudio señala que “el riesgo de morir en una colisión entre un automóvil y un peatón es casi cinco veces mayor en las colisiones a 50 km/h en comparación con el mismo tipo de colisiones a 30 km/h”. Por ello recomienda una velocidad de 30-40 km/h en zonas urbanas en las que convivan usuarios vulnerables (peatones, ciclistas, etc.) con vehículos motorizados.

Zonas 30, una medida previa

Sin embargo, la circulación en ciudad a 30 km/h ya es habitual en algunos municipios. Por ejemplo, en Barcelona desde hace años es la velocidad obligatoria en todas las calles con un solo carril por sentido, y en Madrid, también.

Además, numerosos municipios cuentan con las llamadas “zonas 30”, una medida para pacificar el tráfico en determinados barrios o vías. Las zonas 30 se aplican también desde hace tiempo –en Barcelona, por ejemplo, desde 2006–, pero se han extendido en los últimos años a raíz del auge de la movilidad en bicicleta y de la mayor concienciación sobre la necesidad de alcanzar una mejor convivencia entre usuarios de las víasLa Fundación RACC ha analizado el comportamiento de los peatones, ciclistas, motoristas y conductores que circulan por Barcelona en este estudio.

La medida de reducir la velocidad máxima a 30 km/h permitirá extender las ventajas de las zonas 30 a las vías de un único carril por sentido.

Comentarios
  1. Francisco

    Si de 50 a 30 Km/h la siniestralidad es cinco veces menor, ¿ por qué no bajar de 30 a 10 Km/h y así será diez veces menor? Se podrán poner mas medallas. Ahí lo dejo para estas mentes privilegiadas.

  2. Aniana

    Al final vamos a ver a los caracoles adelantar a los coches! En vez de enseñar a los peatones a cruzar por donde deben, es mejor joder al conductor y echarle la culpa de todo!

  3. Elias

    Me parece bien deven de dejar de poner tantos obstáculos en Las calles lo Unico es poner
    para fastidiar a los que pagamos nuestros impuestos Para que ellos cobren sus sueldos

  4. José manuel

    Felicidades!!. Es una de esas noticias buenas, qué nos alegra leerlas. Cuánto más despacio circulemos, en la ciudad,más seguros estamos los peatones;;y si se produce un accidente, los daños, serán menores, a qué la velocidad del vehículo, sea de 50 km/hora.

  5. joseba

    si quieren ya nos bajamos de la moto y vamos andando… es practicamente imposible circular a 20km/h con una max de 30 sin estar continuamente mirando al cuentakilometros , lo q llevaria no tener la atencion en la carretera q es donde debe estar… eso en coche, en moto es completamente imposible. que se dediquen a mejorar la calidad de las pinturas asfaltos y carreteras, incluidos los obstaculos que ponen en las vias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *