He tenido un golpe con el coche, ¿qué hago?

Cómo hacer un parte

Tener un golpe con el coche representa siempre un trastorno. Lo mejor que puedes hacer es aceptar lo que ha ocurrido, serenarte y seguir los siguientes pasos.

1. Comprueba la situación

Primero debes poner los intermitentes de emergencia, interesarte por el estado físico de los ocupantes de tu vehículo; probablemente también podrás ver si tienen algún problema en el vehículo contrario. Si hay heridos, tienes que llamar inmediatamente al 112.

Al salir del coche recuerda que tienes que llevar puesto el chaleco reflectante; una vez fuera has de poner los triángulos de emergencia, no vaya a ser que se produzca un accidente con peores consecuencias.

A pesar de las circunstancias, no tienes que perder de vista la circulación ni un momento y debes estar siempre en un lugar seguro. Si el problema es solo de chapa debes sacar del coche el seguro, la documentación y el parte amistoso de accidente.

2. Parte amistoso vs no amistoso

Casi siempre suele estar claro de quién es la responsabilidad del accidente, y enseguida comprobarás si el contrario va en la misma línea que tú. Entonces tienes que rellenar el parte amistoso (por ejemplo encima del capó), sin dejarte ninguno de los apartados para evitar problemas posteriores, y mejor si es a la misma vez que el conductor del otro coche. La letra ha de ser lo más clara posible (mayúsculas mejor), se debe calcar en la copia y debes hacer el  croquis tan bien como sepas.

Aquí se acabaría todo por el momento; si el vehículo está en condiciones, sigues la marcha y ya llevarás el coche a reparar, si no es así, tendrás que ponerte en contacto con tu seguro para que remolque el vehículo hasta tu taller.

3. ¿Debo llamar a la aseguradora?

En principio no es necesario que llames a tu aseguradora si todo va por el camino amistoso, aunque en caso de duda al rellenar el parte, mejor que te pongas en contacto con tu agente. Luego, es muy importante que hagas llegar el parte amistoso a tu compañía lo antes posible para que se solucione el siniestro rápidamente. Si no hay parte amistoso, necesitarás el asesoramiento de especialistas, que encontrarás en tu aseguradora. Y si hay informe policial, debes hacerlo constar.

4. ¿Cuándo tengo que llamar a la policía?

Si no os ponéis de acuerdo con el contrario en quién es el causante, la tranquilidad debe seguir, pero entonces debes actuar de otra manera.

Tendrás que reclamar la presencia de la policía si consideras que tienes la razón y es necesario aclarar los hechos del accidente porque el contrario no piensa lo mismo o por alguna circunstancia excepcional. Recaba el contacto de posibles testigos, si los hay, que siempre será de gran ayuda si sigue por vía judicial. Cuando llegue la policía, ellos tomarán nota de todo y a partir de aquí recibirás noticias del procedimiento que seguirá.

También es recomendable llamar a la policía si detectas que el vehículo contrario no cuenta con la documentación en regla; desgraciadamente en España hay miles de vehículos que circulan sin documentación actualizada y/o sin seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *