Entrada en funcionamiento de la zona de bajas emisiones (ZBE) en Barcelona

Este 1 de enero de 2020 ha entrado en funcionamiento la zona de bajas emisiones (ZBE) en la ciudad de Barcelona, una medida que a partir de 2025 se ampliará a toda el área metropolitana. En una superficie de unos 95 km2, los vehículos (coches y motos) más antiguos no podrán circular durante los días laborables.

Desde que, a principios de 2017, se anunciara el plan de restricciones, el RACC se ha reunido con todas las administraciones implicadas, el Ayuntamiento de Barcelona, el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y el Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Catalunya, así como con más de 30 alcaldes de municipios del entorno metropolitano que, de forma directa o indirecta, se verán afectados. Asimismo, el Club ha atendido a los socios de nuestra entidad que se nos han dirigido para hacernos llegar sus opiniones y consultas, y queda a su disposición para seguir dándoles respuesta.

El RACC considera que la mejora de la calidad del aire es un objetivo que debe abordarse con determinación para que todos podamos respirar un aire más limpio. Si bien creemos que esta ha de ser una prioridad, consideramos que es imprescindible que, a su vez, se garantice la movilidad de los ciudadanos. Nos preocupa especialmente la situación en la que quedarán aquellas personas que no tienen los recursos suficientes para afrontar un cambio de vehículo y se ven obligadas a desplazarse en vehículo privado para hacer su vida cotidiana, a la espera de soluciones y opciones de transporte público que a día de hoy no existen.

A partir de las reuniones y los contactos que hemos ido manteniendo durante este tiempo con las partes implicadas, después de haber realizado el primer estudio sobre el terreno del parque real de vehículos que circulan cada día por esta zona, y de haber desplegado una campaña de comunicación con 14 propuestas, hemos presentado alegaciones que aportan mejoras para defender a todos los usuarios, sin perder de vista el objetivo final de la mejora de la calidad del aire.

Entre dichas alegaciones, cabe destacar la solicitud de ayudas económicas para los ciudadanos con rentas más bajas a fin de que puedan adquirir vehículos más limpios, tal y como se ha hecho en París o en Londres, y la posibilidad de que los vehículos sin etiqueta puedan acceder a la zona de bajas emisiones al menos un día al mes, petición que ha sido recogida por la Administración, con la concesión de 10 días anuales.

Con el mismo objetivo, el RACC ha reclamado a las administraciones la mejora urgente de la red de Cercanías y la de los aparcamientos en las estaciones de ferrocarril metropolitanas (Park&Rides), para incentivar así el uso del transporte público con alternativas que satisfagan las necesidades de aquellas personas que diariamente entran y salen de la ciudad.

Con el objetivo de aclarar las dudas que nuestros socios puedan tener, hemos creado un espacio online donde encontrará información detallada de la normativa y desde donde puede dirigirse a nosotros si tiene alguna consulta: Restricciones de tráfico para reducir las emisiones en el entorno de Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *