Luces cortas o largas: ¿usas bien las luces del coche?

Seguro que, en más de una ocasión, mientras conducías de noche las luces largas de otro coche te han deslumbrado, con el peligro que esto supone. Pero no te confundas, tampoco se trata de no usarlas nunca: el sentido común (y conocer la normativa) pueden ayudarte mucho a la hora de elegir qué tipo de iluminación es la más adecuada. Entonces, ¿pongo las luces cortas o largas?

luces cortas o largas

Las luces largas, sólo en carreteras muy poco iluminadas y con escaso tráfico

El Reglamento General de Circulación lo deja claro: las luces largas deben utilizarse de noche y cuando no haya suficiente iluminación. Gracias a ellas podremos ver de forma más clara algún posible peligro en el camino (un animal, un coche parado y con las luces apagadas…).

¿Pero qué entiende la normativa por “vías insuficientemente iluminadas”? Son aquellas en las que no puede leerse la placa de una matrícula a 10 metros o en las que no se distingue un coche de color oscuro a 50 metros. Esto descarta su uso en autopistas y autovías. Tampoco deben usarse en zonas urbanas.

Esta es la norma básica, pero tiene algunas excepciones. Por ejemplo…

  • Si circulamos a menos de 40 km/h o hemos parado el coche, aunque la carretera sea solitaria y sin iluminación, debemos usar las cortas.
  • También debemos pasar de largas a cortas si vemos que otra persona se acerca y podemos deslumbrarle (tanto si va en nuestro mismo sentido o en sentido contrario, y ya sea conduciendo, caminando o yendo en bici).

¿Y en los túneles, la normativa permite el uso de luces de largo alcance? Sí, pero al igual que ocurre en carretera sólo cuando no haya riesgo de deslumbramiento.

Las luces cortas, no sólo de noche

Aunque estamos acostumbrados a utilizar las luces de cruce o de corto alcance de noche o en los túneles, no sólo son obligatorias en estos casos.

  • Si circulas por un carril reversible o uno que, por el motivo que sea, se ha habilitado para circular en una dirección no habitual, debes circular con las cortas encendidas aunque sea de día.
  • También si las circunstancias meteorológicas provocan que se reduzca la visibilidad (por ejemplo en caso de niebla, nieve, lluvia intensa o incluso si la polución es alta). Caso aparte son las motos, que de día deben circular siempre con las luces cortas en marcha.

¿Se pueden usar en ráfagas?

Sí, pero solo en circunstancias muy determinadas, advierte el Reglamento General de Circulación. Por ejemplo, fuera de zonas urbanas se permite advertir a otro conductor de que vamos a adelantarle utilizando las luces cortas y largas de forma alterna y a intervalos muy cortos, para evitar precisamente el deslumbramiento.

Por último, si mientras conduces te das cuenta de que algo falla en las luces de tu coche, recuerda que el Servicio de Asistencia Mecánica 24h. Porque en el RACC, #EstamosParaAyudar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *