¿Contaminan los coches eléctricos e híbridos?

Los datos sobre contaminación de los vehículos eléctricos que se publican, se calculan teniendo en cuenta solamente las condiciones de circulación durante su uso y en función de las emisiones del mix energético de cada país. Pero estos datos no representan todo el impacto ambiental del vehículo. Las emisiones completas de todo su ciclo de vida empiezan a generarse desde mucho antes con la fabricación y se extienden después con el desguace y el reciclaje.

Hay distintos métodos para calcular esa contaminación, y una muestra nos la da un informe oficial de la Agencia Europea del Medio Ambiente, que arroja datos muy interesantes.

Fabricación y reciclaje de las baterías

Este impacto negativo se produce sobre todo en la etapa de extracción de las materias primas para las baterías y durante su fabricación, que a menudo ocurre en China, un país que genera mucha electricidad a partir del carbón. Y también es relevante el impacto del reciclado una vez acabada su vida útil.

Las baterías contienen metales como el acero, el litio, el manganeso, el cobalto y el níquel, y también plásticos, componentes difíciles de reciclar.

Para mejorar los datos en esas dos fases críticas, la Agencia propone la “estandarización de la batería para facilitar el reciclaje y la reutilización”. Esto solucionaría parte del problema. Asimismo es necesario fomentar el darles una segunda vida útil en vez de destruirlas o descomponerlas. Eso ya se ha empezado a hacer en algunos casos, reutilizándolas, por ejemplo. También en casas particulares, en algunos espacios públicos o en alimentadores de cargas para otros coches eléctricos.

Será fundamental aumentar la durabilidad de las baterías, pero hoy en día su vida media es de entre 8 y 10 años. En función de la intensidad de uso, pueden aguantar más de 1.000 ciclos de carga y descarga con una mínima pérdida de capacidad.

Consumo y emisiones durante la vida útil

Es evidente que durante su uso cualquier vehículo consume energía, sea eléctrica o de combustibles derivados del petróleo. En el caso de los vehículos eléctricos puros y, en menor medida, los híbridos enchufables (PHEV), el origen de esta energía para la carga de las baterías dependerá del mix nacional de producción y consumo de energía eléctrica, que contiene una parte de combustibles fósiles, como el carbón o el gas natural.

Conforme esta energía de recarga se vaya sustituyendo por renovables (eólica, solar…), en el ciclo completo los coches eléctricos podrían contaminar hasta un 90% menos que un coche de combustión. Ahí reside el verdadero potencial ecológico de los vehículos eléctricos y conviene acelerar esa transición al máximo.

Conclusiones del informe

Como conclusión, los datos de la Agencia Europea del Medio Ambiente advierten en su informe que el inicio de la producción de un coche eléctrico contamina casi dos veces más que los vehículos movidos solo por motores de combustión, cosa que se podría mitigar con un mayor uso de energía renovable en la fabricación de baterías. Posteriormente, con el uso, se revierte la situación en favor del vehículo eléctrico.

vehículo eléctrico RACC

Si tomamos como referencia el ciclo de vida completo, hoy día los automóviles movidos por propulsión eléctrica son entre un 17 y un 21% menos contaminantes que los vehículos diésel y entre un 26 y un 30% que uno de gasolina.

Comentarios
  1. Ferran

    Es cierto que la fabricación de un electrico contamina mas que uno de combustion y mas si la batería es grande pero al cabo de toda au vida util el de gasolina contamina más. Hablo de haciendo por ejemplo 200.000km. De wso hay algún estudio no me lo saco de la manga

  2. Bel

    Me parece un reportaje sesgado y poco lúcido.
    Tengo un coche eléctrico, he hecho viajes largos y lo cargo en casa con placas fotovoltaicas. Es el futuro y si alguien conduce un coche eléctrico decente ya no quiere
    ver «petroleros» ni en pintura.
    Un saludo y un consejo: probadlo. Los caballos… son eléctricos no de vapor. Un lujo.

    • Javier

      Es mentira que la fabricación de un coche eléctrico contamina más que la de un petrolero.
      Ya está bién de bulos propagados (y pagados) por los vendedores de petróleo.

      Con 30m2 de placas fotovoltaicas alimentaréis vuestra casa, y con 30m2 más cargaréis el coche eléctrico. Eso hacemos Bel y yo. Toma cálculos de si se podrá alimentar todo eso.

  3. Salvador Gómez

    DESDE EL INICIO DE FABRICACION DE UN COCHE ELECTRICO HASTA QUE ESTE SALE A LA VENTA TOTALMENTE ACABADO, ESA FABRICACION HA PRODUCIDO MAS GASES EFECTO INVERNADERO QUE LA PROPIA COMBUSTION ACTIVA DE LA VIDA NORMAL DE UN COCHE CONVENCIONAL ¿QUE ES LO QUE SE NOS TRATA DE VENDER?

  4. Carlos Fernández Tamborero

    No veo que en ninguno de los artículos que aparecen en las revistas especializadas se informe exaustivamente de la utilización de gases licuados y de las celdas de hidrógeno cuya emisión por el tubo de escape, en mayor porcentaje según se indica en artículos esecializados, es agua.
    Tampoco veo artículos en los que se indique cuanta energía se tendría que producir para alimentar el 100% de los vehículos eléctricos y cual sería su procedencia. Teniendo en cuenta la suma de los consumos domésticos, industriales, de todos los servicios públicos y los de recarga de baterías (no se habla de viajes largos, que se supone que serán recargas rápidas y lo más seguro, de más consumo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *