Conducción eficiente en ciudad. Consejos prácticos

Se conoce como “conducción eficiente” aquel estilo de conducción que permite reducir hasta un 20% el gasto en combustible y contribuir a la reducción de emisiones contaminantes. Las normas básicas de la conducción eficiente hablan principalmente de prestar atención a la carga, la presión y el estado de los neumáticos, el uso del aire acondicionado o la circulación a una velocidad uniforme, con marchas largas y a bajas revoluciones. Pero ¿qué hay de la conducción eficiente en ciudad?

conducción eficiente en ciudad

Algunas de estas normas parecen complicadas de cumplir en ciudad, en un entorno de continuos arranques y paradas, circulación a baja velocidad y, generalmente, crispación y nerviosismo. Por ello, cualquier listado de consejos específicos para el entorno urbano debe empezar por la propia actitud al volante para conducir con tranquilidad e intentar evitar el estrés. Algunos de estos consejos pueden ayudar a conseguirlo:

  • Conducir con anticipación y previsión: es fundamental intentar mantener un campo de visión amplio y mirar frecuentemente los retrovisores. Permitirá anticipar situaciones de riesgo y reaccionar sin estrés o brusquedad.

  • Mantener una distancia de seguridad superior a la habitual: siempre que sea posible, a 50 km/h se recomienda una distancia de unos treinta metros (aproximadamente, dos segundos).

  • ¡Circular con marchas largas también es posible en ciudad!: la norma de cambiar rápidamente a marchas largas puede seguirse en calles más anchas o avenidas. Se recomienda pasar a segunda unos dos segundos después de arrancar; a tercera, a partir de 30 km/h; y a cuarta, a partir de 40 km/h.

  • Apagar el motor en paradas de más de un minuto: el sistema Start & Stop, cada vez más frecuente, evita esta operación. Si no se dispone de esta tecnología, se recomienda detener el motor para evitar gasto y emisiones innecesarios.

  • Aparcar con tranquilidad: es más importante de lo que parece. Antes de iniciar la maniobra, asegurar que se dispone de espacio suficiente y buena visión del entorno. De este modo, se podrá maniobrar más eficazmente, evitando costes y tensión (propios y del resto de conductores).

  • Anticipar la ruta: también en ciudad, vale la pena informarse de la situación del tráfico y posibles alteraciones de la circulación habitual (obras, eventos especiales, etc.).

En nuestro canal de YouTube puedes encontrar vídeos para mejorar tus técnicas de conducción como este:

Sigue estos consejos de conducción eficiente en ciudad y empieza a ahorrar en combustible y a contribuir a la preservación del medio ambiente.

Comentarios
  1. Hay que enseñar a los alumnos a tener una visión panorámica cuando se ponen al volante de cualquier vehículo. Hacerles ver que los errores existen y hay que estar muy atentos a ellos para prevenir cualquier accidente. Buen artículo, saludos

Deja un comentario