Cómo usar las pinzas para arrancar el motor del coche

A todos nos puede pasar que, sin esperarlo, nos quedemos sin batería del coche, porque ya está agotada o por un descuido; el resultado es el mismo: te quedas sin coche. Si tienes prisa, es un problema serio, y más aún si es una urgencia. Para solucionarlo, si has sido previsor y llevas unas pinzas de arranque, sólo hace falta que te ayude alguien con otro vehículo para arrancar el motor.

Pero se trata de una operación que puede ocasionar algún susto, por lo que has de actuar con cuidado; además, debes tener en cuenta que no es lo mismo arrancar un coche moderno que con uno antiguo. En los coches nuevos la electrónica tiene mucha importancia y puedes provocar un problema mayor. Y en todos los casos has de tener en cuenta que las dos baterías tienen que ser del mismo voltaje.

Por seguridad y para que puedas arrancar el motor del coche, hay una serie de recomendaciones que debes seguir:

  1. Las pinzas han de ser de buena calidad, con los cables gruesos, y deben estar en perfecto estado. Lo normal (y necesario) es que tengan dos colores, rojo para el polo positivo y negro para el negativo, para que no cometas un grave error.
  1. Los coches no deben tocarse entre sí. La única conexión entre los dos vehículos se hará con las pinzas.
  1. Con los dos capós abiertos, asegúrate de cuáles son los bornes negativo y positivo. Luego, con los motores parados, coloca primero la pinza del polo positivo en la batería del coche descargado por un extremo, y después al borne positivo del coche cargado por el otro. Después, empieza por conectar la pinza del polo negativo al borne negativo del coche cargado primero, y conecta su otro extremo al borne negativo de la batería coche descargado.  En vehículos con sensor inteligente de carga, es conveniente no colocar la pinza negativa exactamente sobre el mismo polo negativo de la batería. Debe buscarse un lugar más alejado que normalmente los fabricantes ya habilitan para ello. Pon mucha atención en no dejar las pinzas encima de las baterías mientras realizas este proceso porque puede ser muy peligroso. La pinza positiva nunca debe dejarse en ninguna parte del vehículo mientras la manipulamos.
  1. Una vez colocadas las pinzas en el lugar correcto, hay que poner en marcha el coche con la batería en buen estado y después tienes que encender el que ha fallado. Entonces debes proceder justo al revés de lo que has hecho al colocarlas, empezando por quitar el negativo del coche auxiliado.

Arrancadores booster y mantenimiento

Si tienes un arrancador tipo booster, todo será más fácil, porque no necesitan un coche auxiliar. Son sistemas más seguros, sobretodo si tu arrancador tiene protección de inversión de polaridad. En este caso, solo tendrás que conectar los cables (si lo haces erróneamente no te lo permitirá), encender el arrancador (que debe estar cargado) y ya está, podrás arrancar el motor.

De todas maneras, lo más acertado para evitar sorpresas es que realices el mantenimiento habitualmente, que un mecánico compruebe en qué estado se encuentra y sustituirla cuando dé señales de agotamiento, que por regla general ocurre sobre los 3-4 años. Si debes cambiarla, mejor que lo haga un especialista.

Y recuerda que el RACC te ofrece un Servicio de Asistencia Mecánica 24h por si te encuentras con este o cualquier otro problema que no puedas solucionar.

Creatividad: Ferran Morales

Comentarios
  1. Victor

    Yo añadiría a esas instrucciones lo siguiente : En caso de que el vehículo averiado sea de los que tienen la llave codificada (inmobilizador) que hoy día suelen ser casi todos los modernos, NO HAY QUE INTRODUCIR LA LLAVE EN EL CONTACTO hasta que no estén los cables correspondientes conectados !!.
    No sería la primera vez que se quema alguna centralita o se descodifica esa llave y entonces solo queda como solución la grúa.

  2. andres vera ruiz

    no se aclaran ni ellos y mira que es sencillo

  3. ismael

    Los pasos para conectar las baterias en el video no son los mismos que se leen el el apartado 3, podrian aclararlo, no?

Deja un comentario