Cómo evitar que las alergias te afecten al volante

No todo el mundo espera con ganas la llegada del buen tiempo. Algunos deben enfrentarse, cuando la naturaleza está en su época de máximo esplendor, a estornudos frecuentes, moqueo nasal, tos y picor en la garganta y los ojos. Son los síntomas típicos de la alergia al polen, que afecta al 15% de los españoles según datos del Ministerio de Sanidad.

Unos síntomas que, si se producen al volante, pueden afectar a tu conducción. Por ejemplo, 5 segundos estornudando mientras conduces a 90 km/h provocan que el coche avance más de 125 metros (¡una distancia mayor a la de un campo de fútbol!) sin que podamos prestar la debida atención.

alergia al volante

Advierte a tu médico de que conduces

Afortunadamente podemos hacer mucho por minimizar los molestos síntomas de las alergias. Acudir al médico e informarle de que conduces habitualmente es el primer paso. Piensa que ciertos fármacos para combatir las molestias de las alergias pueden provocar somnolencia. Para reconocerlos, fíjate en el envase: si aparece el símbolo de un coche dentro de una señal de peligro significa que el medicamento tiene efectos sobre la capacidad de conducción.

Si tu médico sabe que conduces habitualmente, valorará la posibilidad de recetarte un fármaco que no provoque este efecto. O, en todo caso, podrá darte las mejores pautas para que interfiera lo mínimo. Recuerda también que el alcohol puede potenciar los efectos secundarios de los antihistamínicos: para evitarlo, no te tomes ni una copa.

consejos para reducir los síntomas de la alergia

Creatividad: Ferran Morales

Consejos para reducir los síntomas de la alergia

Las siguientes estrategias te permitirán conducir más tranquilo pese a la alergia. Toma nota:

  • No bajes las ventanillas. Esto evitará que el polen entre en el vehículo. Lo mismo ocurre con el aire acondicionado. Para poder utilizarlo es muy recomendable la instalación de filtros HEPA (de alta capacidad), que retienen el polen.

  • Conduce con gafas de sol. Tus ojos estarán más protegidos y reducirás el picor y el lagrimeo.

  • Infórmate de los niveles de polen. Puedes hacerlo a través de la página web de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica. Otra opción son las aplicaciones para smartphones que recogen esta información, como AlertaPolen.

  • Si puedes, evita coger el coche al amanecer. Es cuando la concentración de polen suele ser más alta.

Y recuerda que si eres socio del RACC y tienes cualquier duda al respecto puedes contactar con nuestro Médico de Guardia 24h.