¿Cómo circular por una glorieta?

En pocos años, las glorietas se han convertido en una infraestructura habitual tanto en ciudades como en carreteras. Son odiadas y queridas por el mismo motivo: obligan a reducir la velocidad al aproximarse a un cruce. Aunque pueden resultar engorrosas cuando se suceden en una misma vía, lo cierto es que reducen significativamente el riesgo de impacto (a menos velocidad, menor riesgo), facilitan la incorporación a los vehículos de calzadas secundarias y permiten el cambio de sentido completo.  Pero sabemos cómo circular por una glorieta de forma correcta?

Para que se cumplan con efectividad todas estas funciones, es necesario conocer (y aplicar) las reglas de oro de la circulación por una glorieta:

  1. Moderar la velocidad al aproximarse a la glorieta. Independientemente del límite de velocidad de la vía y aunque no esté indicado expresamente: la prioridad es siempre de los vehículos que ya circulan por la glorieta. También hay que atender a la señalización de información para elegir previamente la salida a tomar.

  2. Si hay un paso, el peatón tiene preferencia al circular por una glorieta. Al reducir la velocidad, debe advertirse si hay un peatón cerca y detenerse completamente para que cruce con seguridad.

  3. Usar el intermitente para moverse entre carriles y salir por el carril exterior: la circulación por el interior de la glorieta dependerá siempre de la ubicación de la salida. Si se circula por un carril interior, hay que desplazarse al exterior con suficiente antelación para no entorpecer al resto de vehículos.

  4. No circular por una glorieta en diagonal: es una de las situaciones incorrectas más habituales, en la que no se siguen las marcas de carril y se cruza la glorieta como si, prácticamente, no existiera. Este comportamiento puede cortar la trayectoria de otros vehículos, con el consecuente riesgo.

  5. No detenerse en medio de la glorieta: es otra situación de alto riesgo. Si hay dudas sobre qué salida tomar debe darse una nueva vuelta a la glorieta.

Hay que hacer extensible la moderación de la velocidad a la circulación por el interior de la glorieta y, muy especialmente, en la salida: también podemos encontrar un peatón cruzando.

Comentarios
  1. Ramón Pérez

    Quizás faltaría en este artículo que se explicaran las preferencias de los que circulan por los carriles exteriores e interiores y por qué carril es más correcto u obligatorio circular. Parece que lo más cómodo y seguro es circular siempre por el exterior, pero si lo hacemos todos, se pierde gran parte del sentido que tiene hacer una glorieta.

Deja un comentario