¿Aún fumas en el coche con niños dentro?

Inglaterra, Gales, Francia, ciertas zonas de EE.UU., Canadá y Australia…, cada vez son más los países que prohíben fumar en coches particulares si hay niños dentro. En el nuestro, de momento, está permitido, pero esto no significa que sea la mejor opción, ni para ti ni para los menores.

¿Estarías de acuerdo en que no se pudiera fumar en el coche si en él viajan menores? A esta pregunta respondieron más de 5.500 españoles el año 2015, y solo el 20% de los que fuman se oponen a regularlo. Además, una gran mayoría de los participantes (el 90%) declara no fumar en el coche si en él hay niños.

Fumas en el coche con niños dentro

Riesgos para su salud

Si aún eres de los que fuman en el coche, o permites que otros lo hagan en presencia de menores, ten en cuenta que los pulmones de los niños son más pequeños y no están del todo desarrollados, por lo que hacen más respiraciones por minuto que los adultos.

  • Cuando hay alguien fumando cerca acaban inhalando más cantidad de humo, y también de tóxicos (según la OMS, el humo del tabaco lleva, como mínimo, 250 productos químicos nocivos). Y al no disponer de un sistema de defensas totalmente desarrollado, estas sustancias tóxicas les pueden afectar en mayor medida.

  • Hacerlo en espacios pequeños como el coche es especialmente peligroso, porque el nivel de concentración de humo puede ser hasta 25 veces superior al de otros sitios cerrados mayores.

  • Todo esto puede tener consecuencias en la salud de los pequeños: el riesgo de infecciones de oído aumenta un 50%, se dan un 20% más de casos de crisis asmáticas, un 30% más de infecciones respiratorias como neumonía y bronquitis y, en los bebés, aumentan los ingresos hospitalarios. Incluso se ha apuntado que en los recién nacidos expuestos al humo del tabaco se dan más casos de muerte súbita del lactante.

Más distracciones al volante

Los niños no son los únicos que sufren las consecuencias de fumar en el coche. Y no solo hablamos de los riesgos del tabaco para la salud. Tener un cigarrillo en la mano es una práctica de riesgo que supone muchas pequeñas distracciones: sujetar el cigarro, encenderlo, apagarlo o procurar que no se desprenda la ceniza. Para evitar riesgos, se aconseja parar cada dos horas en los trayectos largos y aprovechar ese momento para fumar. El porcentaje de accidentalidad puede ser hasta un 50% mayor en fumadores, como se desprende del estudio “La distracción de los conductores: un riesgo no percibido” de la Fundación RACC.

Distracciones por fumar en el coche

Otros pequeños gestos que pueden ayudarte a lograr un coche 100% libre del humo del tabaco es mantener los cigarrillos fuera de tu alcance mientras conduces, ocupar el cenicero con monedas o inutilizar el mechero conectando el móvil en él.

Recuerda que si quieres dejar de fumar y no sabes cómo, ten en cuenta que el servicio de Asistencia Sanitaria del RACC puede asesorarte al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *