Los 3 puntos clave para atar correctamente a la sillita

Los 3 puntos clave para atar correctamente a la sillita

Casi todos los padres ya son conscientes de la importancia de utilizar una sillita -lo que técnicamente conocemos como “Sistema de Retención Infantil (SRI)”- para sujetar a los niños en el coche. Hemos avanzado mucho en esta cuestión en los últimos años.

No basta con utilizar un SRI. Hay que asegurarse que sea la adecuada a las características del niño, que esté bien sujeta al coche y también que el niño vaya bien atado a la sillita. Por la fragilidad del cuerpo del niño, uno de los segmentos de mayor riesgo es que corresponde a las sillitas con arnés (grupos 0, 0+ y 1), aproximadamente para niños de hasta 15-18 kilos.

Estos son los tres aspectos a los que se debe prestarse más atención a la hora de atar al niño con el arnés:

Puntos clave atar sillita

  1. El arnés debe ceñirse al cuerpo, con los protectores bien colocados y sin dobleces.
  2. Las tiras superiores deben estar al mismo nivel o un poco por debajo de los hombros.
  3. Las tiras de la cintura, lo más bajo posible en el regazo del niño.

Uno de los objetivos principales del arnés es proteger el cuello del niño, todavía muy frágil a estas edades. En caso de choque o de un movimiento muy brusco del vehículo, una mala sujeción puede provocar lesiones muy graves en la cabeza o el propio cuello.

Existen estudios internacionales que indican que cerca de un 60% de padres no ata correctamente a su hijo a la sillita con arnés. ¿Te asegurarás que no eres uno de ellos?

No Responses

Deja un comentario