Alcohol y conducción, ¿conocemos nuestros límites?

“Yo estoy acostumbrado a beber” o “un par de cervezas ni las noto” son frases que estamos acostumbrados a oír en la cotidianidad de una comida familiar o de un aperitivo con los amigos. No es que nos creamos Superman, sino que realmente pensamos que un par de copas no nos afectan y que no pasa nada si conducimos.

Sin embargo, en ocasiones la realidad tiene poco que ver con lo que imaginamos. El RACC constató hace algún tiempo que la mayoría de los conductores tiene una percepción errónea de la cantidad de alcohol necesaria para dar positivo. En el gráfico inferior podemos ver en color rojo lo que la gente piensa que puede llegar a beber versus los límites reales,  (de manera general, teniendo en cuenta que también influyen las características físicas de cada persona). Las diferencias saltan a la vista.

PERCEPCION-ALCOHOL_OK-CASTELLA

Hoy en día, el alcohol sigue siendo la causa más frecuente de muerte en accidente de tráfico, por lo que es fundamental ser conscientes de nuestros propios límites antes de ponernos al volante.

No Responses