¿A qué distancia nos ve un coche en sentido contrario?

La visibilidad en carretera es un factor decisivo a la hora de conducir con seguridad. La respuesta a la pregunta del titular en caso de que circulemos de día —dejemos la conducción nocturna para otra ocasión— depende de factores diversos; principalmente, la luz natural en cada momento del día, el color del vehículo, las condiciones meteorológicas, la velocidad a la que circulamos y si llevamos o no encendidas las luces. Todo ello sin tener en cuenta, además, el grado de atención del conductor.

Las consecuencias de una mala visibilidad —recordemos aquella regla de oro en la conducción del “ver y ser visto”— son claras: a menor distancia, menor tiempo de reacción ante cualquier contratiempo. O, en otras palabras, a menor distancia, mayor riesgo de sufrir una colisión; especialmente, en carreteras sin mediana de separación, que concentran el mayor porcentaje de accidentes en España.

Un estudio del Departamento de Seguridad Pasiva del IDIADA para la DGT intentó dar respuesta a nuestra pregunta en tres momentos del día, con coches de distinto color y con la variable clave de las luces encendidas o no. Los principales resultados se recogen en la siguiente infografía:

Distancias de visibilidad de coches en carretera

Fuente: revista Tráfico (DGT)

Junto a las conclusiones más evidentes —por ejemplo, la visibilidad de un coche negro es mucho menor y las mejores condiciones se alcanzan a mediodía—, se deriva un consejo clave: circular con las luces encendidas asegura, independientemente del color del vehículo o del momento del día, que seamos visibles para el resto de usuarios.

De ahí la obligatoriedad, impuesta por una directiva europea en 2011, de que todos los coches nuevos y las furgonetas pequeñas de transporte matriculadas en la Unión Europea (UE) instalen de serie luces de conducción diurnas (LCD o, en sus siglas en inglés, “DRL”). En caso de no disponer de LCD, se recomienda el uso de las luces de cruce en cualquier momento del día y, muy especialmente, durante los meses de invierno. Según la DGT, el uso de las luces durante el día conseguiría reducir un 10% el número de fallecidos, un porcentaje nada desdeñable con un gesto tan sencillo.

Cabe recordar que, en España, el uso de luces de cruce en turismos es obligatorio en las siguientes situaciones:

  • De noche, en todas las vías.
  • En túneles, carriles reversibles, carriles adicionales y carriles habilitados para circular en sentido contrario.
  • En vías con niebla, lluvia abundante, nevada o nubes de polvo o humo.

Por todo ello, además de mantener las luces encendidas, recuerda revisar también que tanto las luces como los faros se encuentren en buen estado.

Creatividad: Ferran Morales

No hay respuestas

Deja un comentario